/Belisario Domínguez Palencia. (1863 – 1913)

Belisario Domínguez Palencia. (1863 – 1913)

Belisario Dominguez Palencia
Belisario Dominguez Palencia

El dia de hoy se recuerda el aniversario luctuoso de un chiapaneco quien por su valor cívico fue declarado Héroe de la Patria, su ciudad natal fue nombrada Comitán de Domínguez, y en 1952 se instituyó una medalla con su nombre, otorgada por el Congreso de la Unión a quien se distingue por las virtudes que Belisario Domínguez poseyó: su integridad y valor cívico.

Fue un médico y político mexicano.

Belisario Domínguez Palencia, nació en Comitán de las Flores, Chiapas, el 25 de abril de 1863. Sus padres fueron Cleofas Domínguez y María del Pilar Palencia. El abuelo de Belisario Domínguez, Quirino Domínguez y Ulloa, fue vicegobernador del Estado de Chiapas.

Realizó la instrucción primaria en su ciudad natal y, al concluirla, fue enviado a San Cristóbal de las Casas donde ingresó en el Instituto de Ciencias y Artes para cursar estudios superiores. En el año de 1879, fue enviado a Francia para perfeccionarse, allí estudió en la Sorbona, donde obtuvo el título de doctor en medicina el 17 de julio de 1890, y realizó, además, un estudio especializado en oftalmología. El 2 de noviembre de 1890 se casó con su prima Delina Zebadúa Palencia, con quien tuvo cuatro hijos, aunque una de ellas murió al nacer.

A fines de 1890, Belisario Domínguez retornó a Comitán, ahí se dedicó por entero al ejercicio de su profesión. Así, la casa paterna se convirtió en un consultorio e instaló una pequeña farmacia, “La Fraternidad“, donde manifestó su vocación altruista y continuo con sus actividades políticas. 

Belisario Domínguez intensificó su participación política, siendo un miembro activo del Partido Liberal en Chiapas y con la fundación del periódico El Vate, donde publicó artículos contra el presidente Díaz y el gobernador porfirista de su Entidad, Rafael Pimentel. Constantemente llamaba a sus paisanos a vigilar las acciones del gobierno, a observar con cuidado los actos de las autoridades y denunciar irregularidades. Fundó un “Club Democrático” y, en 1909, fue electo Presidente Municipal de Comitán, tomando posesión el 1 de enero de 1910. Su gran labor fue rápidamente reconocida y admirada. En 1912 fue propuesto como candidato para Senador, aunque él prefirió participar en las elecciones como suplente de su amigo Leopoldo Gout, que triunfó por enorme margen.

 A principios de 1913, se trasladó a la capital del país para que su hijo Ricardo hiciera en México los estudios preparatorios. El doctor se instaló en el Hotel Jardín y su hijo en una casa de pensión. Ambos fueron testigos de los acontecimientos de la Decena Trágica. Supo la noticia del asesinato de Francisco I. Madero y José María Pino Suárez, presidente y vicepresidente de México, y del ascenso del golpista, el traidor general Victoriano Huerta. 

A los pocos meses, el senador Leopoldo Gout murió y Belisario Domínguez ocupó su cargo, siendo un constante crítico de Victoriano Huerta y oponiéndose firmemente a su régimen. Su intervención fue decisiva para evitar el permiso de arribo de navíos estadounidenses al Puerto de Veracruz (cuyo fin, alertó Domínguez, era preparar una invasión); las críticas del senador Belisario Domínguez no cesaron, incluso llegó a llamar al uso de las armas en contra del dictador Huerta. Son recordados especialmente dos discursos que pronunció en la Cámara de Senadores los días 23 y 29 de septiembre de 1913.

La noche del 7 de octubre de 1913, fue sacado de su habitación en el hotel y conducido al cementerio de Xoco, en Coyoacán, donde se le martirizó y asesinó cruelmente. Sus verdugos, Gilberto Márquez, Alberto Quiroz, José Hernández Ramírez y Gabriel Huerta, sepultaron el cadáver. El doctor Aureliano Urrutia, enemigo profesional de Belisario Domínguez, le cortó la lengua al cadáver del senador y se la envió como un “trofeo” a su amigo Victoriano Huerta. Después de varias pesquisas de los senadores, los parientes y los amigos del doctor, se descubrió la verdad de los hechos. Su asesinato fue un factor decisivo en la caída del régimen de Victoriano Huerta, quien, a los pocos días del asesinato de Belisario Domínguez, disolvió el Congreso y encarceló a 90 diputados.

Reconocimientos

 La Cámara de Senadores está ubicada en el costado oriente de la Plaza Tolsá, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, y en la explanada de este recinto se yergue una estatua de Belisario Domínguez.

Actualmente, la casa en la que nació está convertida en la Casa Museo Dr. Belisario Domínguez, rescatada por el gobierno estatal en 1976 y abierta al público desde 1985.

En su memoria, desde 1954, el 7 de octubre de todos los años, el Senado de México entrega la Medalla Belisario Domínguez del Senado de la República, instituida para premiar a hombres y mujeres mexicanos que se hayan distinguido por su ciencia o virtud en grado eminente y como servidores del país o de la humanidad.